Seguro que alguna vez has oído hablar del conocido como efecto placebo. En la entrada de hoy vamos a explicar la importancia de conocer qué es el efecto placebo y cómo afecta a nuestras vidas.

Todos hemos sentido, consciente o inconscientemente, una ligera mejora inmediata nada más coger cita con un especialista (dentista, médico, fisioterapeuta…). Si reflexionamos un poco acerca de por qué ocurre esto nos daremos cuenta de que el dentista, médico o quien sea no tiene super poderes para tratarnos a distancia. Aún así, la mejora que sentimos es totalmente real. ¿Nunca te has planteado por qué sucede este fenómeno? Eso se conoce como el efecto placebo, es la respuesta de nuestro organismo frente a algo que no tiene las propiedades para generarla.

La tranquilidad del efecto placebo

Cuando hago algo, en este caso coger turno con un/a especialista, mi cerebro me recompensa aliviando ligeramente el dolor. En ciertos países se han registrado casos en los que el dolor ha desaparecido totalmente nada más coger turno. Y es que nuestro cerebro prevé que gracias a ese turno vamos a mejorar. Sabe que la persona que nos trate encontrará la cura o alivio a nuestros síntomas. Lo mismo pasa con las pastillas. Cuando tengo alguna molestia y me tomo una pastilla el cerebro considera que esa pastilla nos aliviará. Lo que pasa es que la mayoría de veces, en el caso de la pastillas, esa molestia acaba reapareciendo. Todo ello sin dejar al margen los efectos secundarios de la ingesta de pastillas en el cuerpo.

Cada vez más estudios demuestran su poder

La investigación avanza y nos ayuda a descubrir cómo funcionamos para que seamos conscientes de los procesos que hay detrás. Eso sí, ¡los artículos no se leen solos!. Así que si queremos estar al día, es importante mantenerse conectado a gente que esté actualizada o ser nosotros mismos quienes nos actualicemos. Esa es la idea principal de este blog. Informar a la gente de las novedades respecto al funcionamiento del cuerpo y la mente. Hay que subrayar «novedades» ya que hay artículos que explican todo esto que datan de hace más de 15 años.

Numerosos artículos han demostrado cosas fascinantes como que, en ciertas patologías como dolor crónico, la intervención quirúrgica no asegura mejores resultados que la «no operación». También hay artículos que han demostrado que las palabras con las que se hablan a los pacientes influye directamente en su dolor, o que la forma o el color de la pastilla influyen en su efecto. Hay un artículo especialmente interesante que demostró que aunque el paciente supiera que lo que estaba tomando se trataba de un placebo (sustancia inerte, sin propiedades), el hecho de tomarse una pastilla ya le producía un efecto.

Nuestras creencias son efecto placebo

Lo que pensamos acerca del mundo, influye directamente en las emociones y sensaciones que tenemos. Creer que un/a médico es bueno/a nos hará sentirnos mejor cuando nos trate. Pensar que un sitio es poco higiénico aumentará las posibilidades de que nos pique la piel. Leer información sobre lo malo que es X sustancia, hará que sintamos rechazo hacia ella. No estoy diciendo que pensemos que todo es maravilloso. Tampoco estoy diciendo que confiemos en que todo el mundo es malo. Lo que estoy queriendo decir es que vivimos en la era de la información y la información que recibimos modifica la manera en la que vemos el mundo. Tenemos que ser muy críticos respecto a la información que nos llega, ya sea por los oídos, los ojos o el entorno.

Una vez más, ser consciente de cómo funcionamos es la clave de una vida plena. Y tú ¿Sabías el impacto que puede llegar a tener en nuestra vida el efecto placebo?

Bibliografía:

Jonas WB,Crawford C, Colloca L, et al. To what extent are surgery and invasive procedures effective beyond a placebo response? A systematic review with meta-analysis of randomised, sham controlled trials. BMJ Open 2015;5: e009655. doi:10.1136/ bmjopen-2015-009655

 

 

Abrir chat